Puntos a considerar al comprar una televisión 4K

lgoledhdr-2l

Entre las preocupaciones que creo todos compartimos al adquirir un producto tecnológico es saber si estamos acertando o bien no en su elección. Cuando su costo no supera los cien euros, puesto que aproximadamente te lanzas y corres el peligro. Mas si charlamos de sobra de quinientos o bien mil la cosa cambia.

Un TV 4K no es más que una tele con una resolución superior a lo que estábamos habituados. O sea, si 1080p era el estándar, ahora lo son los 2160p de las teles UHD. Mas hay una serie de aspectos que tienen más peso que en los modelos precedentes. Estos los ordeno de sobra a menos importante: refresco, HDMI dos.0, HDCP dos.2 y HEVC, Sintonizador DVB dos y soporte HDR. Evidentemente, si cumple todos mejor que mejor. Mas indispensables serían los 2 primeros, quizá sumar asimismo el sintonizador DVB dos.

El refresco de una tele 4K

El refresco de un panel 4K a su resolución nativa es un punto que no debéis pasar por alto. Hay modelos realmente económicos que pueden entrarte por los ojos, menos de cuatrocientos euros por una tele 4K es wow, aparte de más de cuarenta pulgadas, mas si su refresco real a resolución nativa es de solo 30Hz lo lamentarás.

Es verdad que un refresco de 30Hz es solo suficiente para poder ver cine mas en retransmisiones deportivas, cuando conectas una consola o bien tu PC apreciarás que la imagen da “saltos”, que no tiene la fluidez que se espera. Eso es pues 60Hz habría de ser el mínimo refresco que demandemos, es el que tienen la mayor parte de monitores de PC.

Como es natural, si todavía teniendo la capacidad de ofrecer una imagen a 60Hz tu computador solo advierte 30Hz deberás mirar si es capaz de trabajar a más, repasar cables y conexión -el próximo punto-.

Conexión HDMI dos.0 y/o Displayport

El segundo punto esencial son las conexiones, no por el número sino más bien por el tipo. Lo que deberías demandar sí o bien sí es que tenga conexión HDMI dos.0. Eso te asegurará tener una conexión capaz de trasferir contenido 4K a sesenta cuadros por segundo. En su defecto, conexión Displayport si tienes pensado utilizar la pantalla con tu computador.

Soporte HDCP dos.2 y HEVC

El soporte de HDCP dos.2 es esencial para eludir inconvenientes con el contenido. Como ya explicamos, esta tecnología ayuda a resguardarlo para eludir que se grabe sin autorización. Por lo tanto, si nuestro TV no tiene soporte, cuando conectemos algún reproductor que la incluya vamos a ver, o bien mejor dicho, no vamos a ver el contenido. Con lo que ojo, comprueba en la hoja de especificaciones que ofrece soporte HDCP dos.2. Tecnología que se empleará para resguardar el contenido 4K puesto que ya aguanta dicha resolución.

Con respecto a HEVC, este códec va a ser utilizado para hacer llegar contenido UHD de forma eficaz vía streaming. Contar con soporte nos asegura que podamos acceder al contenido 4K que servicios como Netflix ya ofrece.

Sintonizador digital de segunda generación: DVB-T2/S2/C2

En España y la mayor parte de países proseguimos utilizando el primer estándar. Todavía de esta forma, en un futuro próximo vamos a dar el salto y va a ser preciso utilizar sintonizadores compatibles con SVB-T2/C2/S2. Si no cuentas con él deberás instalar otro externo como ocurrió con el salto de la señal analógica a digital, o bien de calidad HD a Full HD.

Soporte HDR

Ya puestos a gozar de una mejor calidad de imagen, aparte de mayor resolución, entre las mejoras que ofrecen los nuevos televisores UHD es el soporte HDR. Esta tecnología deja una representación de color más rica, un gama cromática más extensa siempre que el contenido sea compatible con HDR.

Es indudablemente entre las posibilidades menos esencial mas, de cara a una inversión que debería tener una vida útil de sobra de 5 años, creo que vale la pena.

Suma y prosigue

Si cuando vayas a adquirir tu nueva tele 4K compruebas que cumple estos puntos puedes estar apacible con tu adquiere. Entonces va a depender de tu capacidad de adquiere y demandas el apostar por una tele con tecnología led o bien OLED, que la plataforma Smart TV sea Android TV, Mozilla Firefox OS, WebOS o bien Smart HUB de Samsung. Son extras esenciales mas no determinarán lo que importa, la calidad de imagen.

Diferencias entre Televisores LED y OLED

OLED-vs-LED-1

En nuestros días, la mayor parte de los usuarios de móviles inteligentes, sobre todo los entusiastas de la tecnología, conocen bien las especificaciones clave que hacen que un teléfono pueda ofrecer (siempre y en todo momento a priori, claro) un buen desempeño o bien una buena experiencia de empleo. No obstante, cuando charlamos de televisores, muchos se fijan solamente en el tamaño y el coste, lo que provoca no pocas defraudes. En los últimos tiempos somos “bombardeados” por especificaciones o bien nombres técnicos como Super UHD, “Puntos cuánticos” o bien “quantum dots”, “upscaling”, y otras tecnologías dueñas que en ocasiones no reflejan verdaderamente las diferencias de calidad que puede haber entre un TV y otro. Por este motivo, LG ha empezado una campaña para enseñar como su tecnología OLED, basada en pixeles orgánicos electroluminiscentes, es la única que marca una diferencia radical con los televisores led que emplean el resto de fabricantes, con independencia de si utilizan paneles con tecnología TN, VA, IPS o bien LPTS. Y es que, la tecnología OLED, que solo utilizan hoy los televisores de gama alta de LG, es la única que no usa una retroiluminación trasera como los televisores led sino los propios pixeles son capaces de apagarse y encenderse. Esto hace que no haya una matriz LCD bloqueando la luz, sino los puntos se apagan verdaderamente lo que se traduce en un nivel de negro absoluto y un ratio de contraste infinito.

Al contrario, si bien los paneles led han evolucionado de forma increíble y merced a tecnologías como el “local dimming” que reduce la potencia de la retroiluminación en determinadas zonas del panel o bien los “quantum dots” que mejoran la gama cromática, ninguna tecnología apaga por completo los pixeles como sucede en los paneles OLED, con lo que las sombras jamás tienen la nitidez y profundidad de los paneles orgánicos.

OLED vs led, considerablemente más que el negro más profundo

Los televisores OLED, merced a que no emplean retroiluminación tienen una muy superior capacidad para reproducir los más intensos tonos oscuros, como la propia LG ha querido poner de relieve con el patrocinio del festival Cortogenia y el “Primer Concurso Homenaje al Cine Negro”. Y es que, pese a que el “negro puro” es entre las primordiales peculiaridades de los televisores OLED, esta tecnología tiene otras peculiaridades fundamentales que los distinguen de los usuales.

Mayor riqueza cromática

Los televisores led usan una matriz de puntos RGB que filtra la luz proveniente de la retroiluminación, lo que quiere decir que la gama cromática está determinada por la pureza de la luz de la retroiluminación y la gama de color que son capaces de reproducir los cristales LCD. Esta gama cromática es muy inferior a la que nuestro ojo puede percibir (en torno a un treinta y cinco por 100 en un TV led usual). En los últimos meses, esta cantidad se ha mejorado con tecnologías como los llamados “quantum dots” que dejan prosperar la pureza de la retroiluminación para ofrecer una mayor gama cromática en los televisores led de nueva generación.

No obstante, los televisores OLED de LG, aparte de la propia tecnología de panel absolutamente diferente, cuentan con una matriz de puntos RGBW que agrega un subpixel blanco a los RGB para ampliar la gama cromática y pueden llegar a un setenta-setenta y cinco por 100 del fantasma perceptible, algo que está fuera del alcance de la tecnología led. Además de esto, debido al carácter transmisor del panel, los televisores OLED tiene un ángulo de visión prácticamente perfecto y sostienen incesante la gama cromática en todo el ángulo de visión, lo que quiere decir que puedes ver el TV desde cualquier sitio de tu salón y continuar sosteniendo una imagen perfecta, al tiempo que en los televisores led, si bien hay tecnologías que ofrecen buenos ángulos de visión como los paneles IPS, siempre y en toda circunstancia hay alteraciones de iluminación o bien color en los ángulos más extremos.

Más velocidad

Otra de las diferencias notables entre los televisores led y OLED se halla en la velocidad del panel o bien el tiempo de refresco. En los televisores led, si bien es un efecto que se ha corregido mucho, hasta hace unos años esta velocidad o bien tiempo de respuesta del panel estaba entre unos ocho a dieciseis milisegundos y en los últimos modelos se esta velocidad se aproxima a los dos milisegundos. No obstante, en los paneles OLED el tiempo de respuesta es de 0,002 milisegundos, esto es que estos televisores son hasta 1.000 veces más veloces que los led.

Las diferencias entre los tiempos de respuesta de los dos paneles pueden percibirse en imágenes con movimientos rapidísimos, por poner un ejemplo en retransmisiones deportivas o bien grabaciones de acción, en las que en un televisión OLED jamás va existir la sensación de imagen turbia, estelas o bien imágenes espectro.

Pero delgados para integrarse mejor en tu ambiente

Finalmente, debido al menor número de capas de su panel, los televisores OLED son asimismo substancialmente más ligeros y delgados que los led, pudiendo lograr los cuatro mm de espesor, aproximadamente la mitad de grosor de un móvil inteligente, lo que hace que sean ideales para poner en cualquier sitio de la casa y con diseños que se integran en cualquier entorno. La tecnología OLED está libre con diseño curvo, para quienes prefieran la sensación envolvente que ofrecen, y que merced a las mejores posibilidades del panel son asimismo convenientes para toda la familia por su mejor ángulo de visión y respuesta en los ángulos extremos.

Los primeros discos Blu-ray UHD llegarán en unos meses con precios caros

madmax-uhd

Toda vez que una nueva tecnología llega al mercado acostumbra a haber un periodo de adopción en el que los costes de los primeros modelos acostumbran a ser exorbitantes y quedan al alcance de solo unos pocos usuarios. Con los primeros discos DVD y Blu-ray sucedió algo semejante, situación que ahora se va a ver agrandada con su nuevo heredero, el Blu-ray UHD.

El mes pasado distribuidoras como Warner anunciaron el lanzamiento de los primeros títulos en este formato que promete una mayor definición en imagen y sonido, si bien no se dieron costes. Ahora es Lionsgate Home Entertainment la que ha señalado principios de marzo como data de salida y ha comentado el costo de los primeros títulos libres.
Entre las primeras películas en llegar a este nuevo formato van a estar estrenos como “Sicario” y “El último cazador de brujas”, los dos con un coste recomendado de nada menos que cuarenta y tres dólares estadounidenses. Otros discos como “El juego de Ender” o bien “Los mesnaderos tres” van a costar la tampoco abominable cifra de veintitres dólares estadounidenses, pese a llevar ya múltiples años en el mercado.

Otra que asimismo ha comenzado a publicar costos ha sido Amazon, que en su tienda en línea tiene ya en reserva títulos como “The Amazing Spider-Man dos”, “Salt” o bien “Chappie” por unos treinta y dos-treinta y seis dólares americanos.

A falta de ver de qué manera se convierten estos dólares estadounidenses en euros, lo cierto es que con estos costes tan elevados el formato no empezará a ser interesante para el enorme público desde su salida, lo que podría acentuar todavía más un posible descalabro en un planeta de descargas y plataformas en línea de contenidos.

Eligiendo el proyector de vídeo

elegir-proyector

En verano, si bien cada vez menos, los cines al aire libre se llevan mucho. Si tienes la fortuna de vivir en un adosado o bien chalet con jardín, podrías montar tus sesiones con los vecinos.

O bien quizá el año próximo desees hacer fiestas cuando hay partido esencial o bien montar pases privados de cine con los amigos, en pareja o bien tal vez solo.

Lo común de todas y cada una estas situaciones es que vas a precisar un proyector de vídeo así como una pantalla, o bien en si defecto, una pared blanca o bien algo afín.

Ahora bien, ¿qué proyector debo elegir? ¿el más costoso? ¿exactamente en qué debo fijarme cuando asista a la tienda o bien lea un catálogo? ¿cuál es el que mejor se amolda a mis necesidades?
Con la próxima guía, que completaremos con una selección de proyectores de múltiples costes y peculiaridades, os queremos asistir a elegir lo que probablemente sea una adquiere esencial en casa.

Antes de seguir deberíamos acotar meridianamente para qué exactamente deseamos primordialmente el proyector. No debemos adquirir un mismo modelo si deseamos utilizarlo sobre todo en presentaciones, donde primará la resolución y el tamaño sobre otros aspectos, o bien si lo vamos a emplear para poder ver vídeo en casa con la luz siempre y en toda circunstancia apagada. ¿Y para qué exactamente deseo un proyector que logre una imagen de trescientos pulgadas si no tengo espacio en casa para ponerlo a quince metros de la pantalla?

Los datos de los que os vamos informar en este singular de Xataka son más bien generales, mas podemos decir que al final vamos a ser capaces de elegir el mejor proyector para poder ver vídeo en casa y de cuando en cuando poder hacer alguna presentación. Es complicado hallar un proyector idóneo para todo: cuando presenta buenas peculiaridades para una cosa, acostumbra a enseñar deficiencias en otras.

Lo primero que veremos son las tecnologías que se utilizan actualmente para producir las imágenes en los proyectores. Son 3, LCD, DLP y LED:

LCD: es la tecnología presente en muchos modelos, y se fundamenta en exactamente la misma filosofía que las pantallas, solo que acá la imagen es proyectada entonces.

DLP: son más actuales que los LCD, emplean tecnologías diferentes con lo que cada uno de ellos tiene sus ventajas y también inconvenientes, mas en desempeño se están acercando mucho recientemente. En general, elegiremos proyector por el conjunto de peculiaridades, no por la tecnología utilizada. En un caso así la imagen es creada por espéculos microscópicos preparados en una matriz sobre un chip semiconductor, en el que cada espéculo representa un pixel en la imagen proyectada.

LED: es la más nueva de las 3 que podemos localizar en el mercado, y se fundamenta en la luz que emiten diodos. Los beneficios se refieren eminentemente al menor consumo, mayor duración de las bombillas mas con el inconveniente de que por el momento no se logran grandes cifras en lo que se refiere a iluminación, un factor como vamos a ver determinante para elegir un proyector.

Puesto que hemos tocado el tema de las bombillas, nos paramos un tanto para meditar sobre ellas. Son indudablemente el eslabón más frágil y crítico de un proyector, por lo menos de su vida útil. Esta acostumbra a englobar entre las setecientos y unas dos.000 horas de empleo, que conforme para lo que emplees el proyector puede ser más tiempo o bien menos. Por no charlar de que tienen un consumo mayor que un T.V..

La cuestión es que al final la lámpara acabará estropeándose y eso nos producirá un gasto extra. Es esencial puesto que conjugar apropiadamente la vida útil con el costo que nos cuesta mudarla, tal como ver si es fácil de hacer por nosotros mismos. Por norma general, el costo de las lámparas acostumbra a ser elevado, en ocasiones aun sobre una tercera parte del costo del proyector.

Mas despreocúpate, esto es ineludible hasta el momento en que la tecnología led se implante de forma más extensa. Y además de esto hay una serie de actos que podemos hacer para acrecentar la vida útil de exactamente las mismas, o bien por lo menos, que se cumpla ese ciclo precisamente, que acostumbra a ser de dos o bien tres años:

Consejos para sostener con vida la lámpara del proyector

No desplazar el proyector cuando la lámpara está caliente aun.

Eludir el polvo, puesto que se fundiría ya antes, para lo que debemos sostener los filtros limpios y de ahí que esencial adquirir un proyector que tenga un buen acceso a exactamente los mismos.

No tocar con las manos, puesto que la grasa podría provocar su derretido ya antes.

Sostener bien ventilado el proyector, puesto que el calor asimismo precipita que el filamento se estropee.

Una vez vistos estos puntos esenciales, pasamos a ver las peculiaridades que debemos mirar con una lupa para asegurarnos de seleccionar el mejor proyector posible:

RESOLUCIÓN: un factor esencial a tener en consideración sobretodo en dependencia de para lo que vayamos a utilizar el proyector es la resolución. Si por servirnos de un ejemplo veremos vídeo proveniente de un DVD, no es muy crítico que no sea la resolución muy grande, mas por poner un ejemplo, si deseamos que las presentaciones con texto y gráficos se vean apropiadamente, la resolución debe acompañar. Y ya ni charlamos de el caso en que deseemos ver vídeo en alta definición. Si no deseamos que el sistema reduzca la resolución vamos a deber hacernos con entre los nuevos proyectores que ofrecen imágenes de alta resolución. Una referencia para no quedarnos cortos ni larguísimos es la de 1024X768.

LUMINOSIDAD: es tal vez este el factor clave en el que debemos fijarnos en un proyector. Cuánto mayor sea, más costoso nos va a costar el proyector mas más opciones vamos a tener. Si lo que procuramos es un proyector para poder ver cine en casa con las luces apagadas, con uno de entre 1.000 y 1.500 lumens nos vale y realmente bien. Si pensamos que lo usaremos en presentaciones donde va a estar luz encendida o bien al aire libre, cuanto más iluminación consigamos, mejor se va a ver la imagen, con lo que hablamos de dos.500 o bien más lumens.

En el caso del tamaño de la imagen proyectada, si deseamos que sea grande, mejor más iluminación puesto que esta se va a repartir y si tenemos de más, no notaremos el incremento de tamaño.

PESO Y TAMAÑO: si procuramos un proyector que vayamos a desplazar mucho, debemos cuidar su tamaño y peso. Si no hay inconvenientes con esto, la busca se facilita. La opción de montarlo en el techo podemos considerarla esencial si de este modo lo creemos.

TAMAÑO DE PANTALLA QUE SE LOGRA: no siempre y en toda circunstancia lo mayor es lo mejor. Terminamos de ver que si deseamos una imagen muy grande necesitaremos más iluminación y eso cuesta dinero y sufrimiento para la lámpara. Además de esto, esta va a ir perdiendo brillo con el paso de las horas de empleo. Además de esto, carece de sentido adquirir un modelo que nos ofrece cuatrocientos pulgadas de máxima imagen y después precisar veinte metros de distancia entre pantalla y proyector. De ahí que, las pulgadas van a deber corresponderse con la distancia a la que podemos o bien deseamos poner el proyector. Hay modelos, como vamos a ver más adelante, que han optimado este aspecto para ofrecer importantes tamaños con poca distancia de separación

CONTRASTE: generalmente, a mayor contraste va a mejorar la imagen.

CONEXIONES: cuantas más lleve mucho mejor, puesto que nos abre el abanico de cara a conectar fuentes de vídeo o bien información. Imprescindibles la conexión para el PC, VGA y la de S-vídeo. Mucho mejor si agregamos la DVI y si deseamos alta definición, la HDMI ya es una necesidad (si acompaña la resolución del proyector)

EXTRAS: son menos esenciales mas nos pueden hacer decidirnos por un producto muy afín a otro. Hablamos de aspectos como el que lleve el proyector un buen sonido integrado (altífonos), mando, zoom o bien las poco a poco más comunes mejoras digitales para la imagen.

Pros y contras de comprar un televisor 4K

panasonic_tx-l65wt600e_1

Tratándose de adquirir un televisión 4K hay que tener que tener claras los beneficios y las restricciones que tiene hoy esta tecnología.

La tecnología 4K ha asaltado el mercado de la gama alta de televisores y se expande a otros segmentos con velocidad -hay aun monitores de menos de treinta pulgadas con esta resolución- mas este avance comercial no desea decir que las pantallas Ultra HD no tengan inconvenientes hoy. Es preciso estar al corriente de estas restricciones y valorar si compensan a cambio de conseguir los beneficios que da una resolución muy superior a la que estamos habituados.

Los pros de adquirir un televisión 4K
Mayor precisión en la imagen: en una pantalla de este género se aprecian más detalles, lo que podría ser estruendos en otras resoluciones adquiere sentido con el nuevo estándar. De ahí que grabar en 4K se transforma asimismo en un reto para los profesionales de la TV. Los detalles que ya antes no importaban ahora pueden ser captados por el espectador y hay que cuidarlos.

Estimar con justicia las fotografías: las imágenes que se pueden captar con las cámaras digitales de en nuestros días tienen una calidad que no corresponde con la que emiten los monitores de TV Full HD. Con la resolución 4K se ven unas partes de la fotografía que parecían no existir.

Los contenidos en Full HD se ven mejor: una pantalla 4K asimismo mejora la calidad de imagen de los contenidos cuya resolución solo es Full HD.

Es una inversión de futuro: a pesar de que en la actualidad falta contenido en 4K, la tendencia se mueve cara esta resolución. Las plataformas de Internet han comenzado el viraje, las cadenas de TV van a ir poquito a poco sumándose y pronto van a llegar los blue-ray 4K, cuya aparición está prevista para dos mil quince.

Mejora otros aspectos de la calidad de imagen: los nuevos televisores aguantan más imágenes por segundo y están más preparados paraasimilar los movimientos veloces, como los que tienen sitio en deportes o bien películas de acción. La tecnología 4K asimismo pone a punto los contrastres y ofrece más colores.

Contras de adquirir un TV 4K
Falta contenido: la primera restricción en el momento de adquirir un TV 4K es evidente. Lo mismo pasó con el 3D y tantas otras tecnologías solamente nacer. De hecho, el acceso a contenido en resolución 4K es reducido, a pesar de ciertas ideas vanguardistas. Netflix habilitó la opción de streaming en 4K el mes pasado de abril, aunque solo alguna temporada de determinadas series está libre en esta resolución. YouTube asimismo ha puesto en marcha un canal dedicado, mientras que en España RTVE ya ha grabado su primer reportaje en este formato.

La diferencia no merce el costo que hay que pagar: han aparecido ciertas voces que aseveran la inutilidad de la resolución 4K, argumentando una razón biológica. La vista humana el limitada y nuestro ojo no está hecho para captar todos y cada uno de los detalles del 4K. Sin entrar a valorar este razonamiento, la verdad es que hoy el coste al que se vende esta tecnología es altísimo y quizá las ventajas que aporta no compensen a muchos usuarios.

Las restricciones de conexión por HDMI: el estándar HDMI dos.0 todavía está lejos de tener un recorrido comercial y por el momento solo el 1.4 puede sorportar resoluciones de 4K, mas lo hace en el tope. Los dispositivos con estándares precedentes (1.3 o bien menos) no van a poder conectarse a un televisión para comunicar imagen en 4K.

La nueva generación de consolas no es 4K: ni la PlayStation cuatro ni la Xbox One ofrecen soporte para juegos para videoconsolas en 4K. Es verdad que sí reproducen otro contenido en esta resolución, mas su experiencia primordial no está amoldada.

Receptores A/V

Receptor_AV_ONKYO_TX-NR838_Negro_7.2_canales_HDMI_4k_conexiones_ad_l

Los receptores A/V actuales son capaces no solo de cambiar el cómputo tonal de graves y agudos como hacían los habituales equipos de música de hace unas décadas, sino más bien asimismo de efectuar complejas operaciones de procesado de señales que nos dejarán ajustar de forma manual y/o automática la respuesta temporal y en frecuencia de nuestros altífonos.

Comenzando con entre las funciones tradicionales y realmente útil, los receptores modernos nos dejan el filtrado de la señal dependiendo del “tamaño” o bien mejor dicho de las capacidades frecuenciales de los altífonos que tengamos instalados. Así podemos escoger qué altífonos son capaces de reproducir frecuencias graves y cuáles no lo son, señalando el punto de corte desde el como la señal de audio va a ser redirigida cara el subwoofer o bien altífono desarrollado particularmente para la reproducción de frecuencias graves.

Los receptores A/V nos dejan configurar frecuencias de corte paso-alto (o bien paso bajo, conforme se mire) que mejor se amolden a las condiciones de nuestros bafles y de nuestra sala, por norma general tanto automáticamente (a través de los sistemas de corrección acústica que vamos a ver más tarde) como manual, permitiéndonos además de esto cambiar el volumen de cada altífono de forma individual para amoldarlo a nuestra situación de escucha y gustos (por poner un ejemplo para subir el volumen del canal central para oír mejor los diálogos).

En el procesado de audio multicanal asimismo incluimos los llamados “modos de audición”, efectos que por un lado aplican ecualizaciones predefinidas para lograr un cierto entorno o bien sensación dependiendo del género de contenido que estemos reproduciendo (por poner un ejemplo una para películas de ciencia ficción, otra para películas de acción, terror, para simular estar en un concierto, etcétera) y por otro lado alteran la respuesta temporal y las reverberaciones de la sala con diferentes trucos técnicos, como el de incorporar canales extra de posicionamiento o bien de efectos surround.

Evidentemente, asimismo podemos seleccionar no aplicar ninguno de estos efectos y decantarse por el sonido puro y directo para conseguir la máxima lealtad respecto al sonido original. A todos estos procesamientos del audio debemos agregar otros como los modos de audición nocturnos que usan la compresión activa insertada en ciertas pistas de audio, los modos de EQ avanzados o bien de control de volumen inteligente que sostienen incesante el nivel de presión sonora independientemente de la fuente de entrada.

Y asimismo otras funciones como la ecualización activa, que esencialmente es la alteración de la respuesta de los altífonos en frecuencia y en amplitud (volumen), canal por canal, en función de las peculiaridades instantáneas de la señal de entrada y del volumen que tengamos escogido en el receptor.

La corrección acústica de la sala

En un planeta ideal en donde el autor de la música (el productor, editor o bien ingeniero de sonido de turno) tuviese un equipo de reproducción y unos oídos con respuesta en frecuencia plana y en donde los usuarios finales contáramos con altífonos asimismo de respuesta plana y con una sala de audición que no introdujera alteraciones al sonido lo mejor sería no aplicar ningún género de ecualización.

Como este planeta perfecto no existe, tenemos eminentemente 2 opciones para acrecentar el grado de lealtad en nuestras audiciones: gastar enormes cantidades de dinero en unos altífonos con respuesta planísima en todo el rango frecuencial y en adecuar acústicamente la sala o decantarse por ecualizaciones de sala y ajustes en el dominio del tiempo que arreglen los inconvenientes de nuestros equipos y lugares de audición.

Los receptores A/V y sus procesadores de nueva generación son capaces de efectuar los cálculos precisos para ajustar la respuesta en frecuencia y temporal del sonido, optimizándolo para cada situación específicamente. Para esto, acostumbran a agregar un micrófono que, a través de la emisión de una serie de tonos de prueba por los bafles que tengamos conectados, atrapa el sonido proveniente de cada altífono advirtiendo sus defectos y las aberraciones introducidas por este y por la sala.

Existen diferentes tecnologías para efectuar esta atrapa y siguiente cálculo y procesado del sonido, cada una con sus peculiaridades particulares, si bien para el empleo familiar las más frecuentes son la YPAO usada por marcas como Yamaha o bien las tecnologías de Audyssey utilizadas por otras firmas como Onkyo o bien Denon, cada una con sus variaciones y especificaciones específicas. Acá tenéis más información sobre de qué manera marcha esta clase de análisis y procesado.

Los receptores A/V asimismo tienen presente la respuesta temporal de los altífonos y de la sala en el momento de efectuar los ajustes. O sea, examinan cuánto tardan en llegarnos las señales de sonido desde los diferentes altífonos, teniendo presente las medites y los retardos de cada señal para corregirlas en el punto de audición de manera que escuchemos señales en exactamente la misma fase.

Esta funcionalidad es esencial para conseguir un sonido armonizado y congruente, en tanto que el desfase entre señales puede hacer que se anulen una parte de las ondas (sobre todo a frecuencias graves) y el exceso de reverberación manchará el desenlace final que escuchemos.

Características de un buen altavoz de efectos

650_1200 (2)

En un planeta ideal, todos y cada uno de los altífonos de nuestro home cinema habrían de ser idénticos, con lo que no tendríamos alteración tonal en ninguno de los canales. Como esto raras veces puede acontecer, no solo por motivos económicos sino más bien por el hecho de que no acostumbra a ser posible por servirnos de un ejemplo poner unas torres de grandes dimensiones a los dos lados o bien tras el oyente, lo común es que los altífonos de efectos sean diferentes al resto y tengan unas posibilidades menores que sus hermanos frontales.

Esta situación no habría de ser alarmante, toda vez que respetemos ciertos conceptos básicos y sobre todo tengamos presente que un altífono de bajísima calidad empeorará el sonido global que percibamos.

Por eso, si bien diferentes al trío frontal, es conveniente que los altífonos de efectos pertenezcan a exactamente la misma gama que el resto, con lo que lograremos un sonido más homogéneo. Si tenemos unos altífonos viejos que deseamos reciclar, vamos a poder emplearlos como traseros en la mayor parte de los casos y por norma general con buenos desenlaces, si bien lo idóneo es que sean lo más similares al trío frontal que podamos.

Mi recomendación es que cuando menos deberían tener drivers de seis pulgadas con los que bajar sin inconvenientes a frecuencias graves de unos cuarenta Hz (si habéis seguido todo el singular os vais a haber dado cuenta de que es la frecuencia que escojo para todos y cada uno de los altífonos) y entregar suficiente presión sonora.

Hay certificaciones como la THX que aconsejan altífonos traseros cortados a ochenta Hz, algo que ha tenido como consecuencia la proliferación de bafles de poca calidad que aguantan poca potencia a esa y también inferiores frecuencias y no son capaces de entregar la presión acústica suficiente para conseguir un sonido “de cine” sin distorsión, que al fin y a la postre es lo que buscamos.

En lo que se refiere al resto de peculiaridades, ya va en gustos y en los desenlaces que deseemos conseguir. Lo que sí me agradaría es dejaros con una reflexión: La calidad final del sonido que percibamos en nuestra sala generalmente va a estar limitada por el peor de los componentes que tengamos.

Con esto me refiero a que no nos servirá de nada tener los mejores altífonos frontales del mercado y un central pasmante si entonces por ahorrar, el resto de bafles no están a la altura y generan un sonido de baja calidad, con distorsiones y una acústica poco realista. En estos casos prácticamente es mejor aguardar a poder adquirir unos altífonos de efectos aceptables y también “ir tirando” con un buen trío frontal que poner lo primero que caiga en nuestras manos.

Altavoces surround para tu home cinema

pack-altavoces-home-cinema-jamo-s-628hcs

La misión de los conocidos como altífonos de efectos, surround o bien de sonido envolvente es asistirnos a recrear en nuestra sala de audición el escenario de la película o bien concierto, permitiéndonos una mejor y más realista inmersión en la acción.

Para esto reproducirán todo género de efectos, mas asimismo música e inclusive diálogos secundarios desde distintos puntos de la sala, tanto traseros como frontales y laterales, dando la sensación de que estos proceden de distintos lugares de origen.

Cuando los primeros sistemas de cine en casa empezaron a hacerse populares, lo frecuente era que las mezclas de las pistas de audio tuvieran poca o bien ninguna información dedicada a estos canales de sonido envolvente, algo que condicionó el formato de los primeros altífonos surround y que bajo mi punto de vista ha ayudado a que se les reste relevancia y les prestemos poca atención.

Me refiero a los primeros sistemas analógicos Dolby Pro Logic y a las primeras versiones del Dolby Digital que aparecieron con el nacimiento de los DVD. En aquellos primeros años, los altífonos de efectos, asimismo conocidos como surround o bien traseros, puesto que por norma general se ponen tras la situación del oyente, eran más un extra de los sistemas de cine en casa que una parte esencial de exactamente los mismos.

650_1200 (1)

Por eso fuesen poco tenidos en cuenta y que no resultara extraño que los fabricantes y sobre todo los vendedores nos aconsejasen altífonos de bajísima calidad y posibilidades, con la disculpa de que “eran solo para reproducir varios efectos y ecos”.

Es posible que esto fuera de esta forma al comienzo, mas con la madurez de los formatos de audio digital y sobre todo con la llegada del audio multicanal en alta definición la situación ha alterado notablemente y ahora, los altífonos surround son prácticamente tan esenciales como el resto, si deseamos tener un sonido “de cine”.

Ya antes de meternos a fondo con las peculiaridades que debe tener un buen altífono de efectos, debemos apuntar qué tipos nos marchamos a localizar en el mercado. Esencialmente existen tres clases: monopolares, dipolares, y bipolares.

Altífonos dipolares

Están formados por 2 conjuntos de transductores que se ubican apuntando cara lados opuestos de la caja acústica (con un cierto ángulo) y que eléctricamente acostumbran a estar conectados en desfase.

Esta característica hace que los patrones de radiación sonora creen un nulo en la parte central de la caja, la que apunta a nuestros oídos, y que el resto del sonido sea difuso, bien difícil de encontrar y con una notable falta de frecuencias graves, en tanto que se habrán anulado por la interferencia destructora de las ondas en contrafase.

¿Por qué razón se diseñan de esta manera? Puesto que en un comienzo (sobre todo con el audio surround analógico) asistían a recrear las escenas sonoras generando un entorno difuso en donde nos costase saber la procedencia precisa del sonido, en tanto que lo que percibimos en la mayor parte de los casos son como ecos.

Este género de sonidos deslocalizados crea ciertamente una atmosfera sonora que puede ser bastante realista, si bien para esto vamos a deber tener una sala acústicamente adecuada y una predisposición de los altífonos como la que se instalan en las salas de cine comerciales.

Como esto en la mayor parte de nuestras casas no es posible, el desenlace logrado no va a ser tan efectivo, e inclusive es posible que no nos guste en lo más mínimo.

Altífonos monopolares y bipolares

Los monopolares son los habituales altífonos que todos conocemos, que radian el sonido en una dirección y por norma general en fase a todas y cada una de las frecuencias (no siempre y en toda circunstancia es de este modo, en tanto que depende de de qué manera esté desarrollado y construido el filtro, mas vamos a suponer que sí). Esto tiene como desenlace un sonido direccional y de manera fácil localizable que nos deja conocer la procedencia de los efectos inmediatamente.

Una alteración de estos altífonos monopolares son los bipolares. Con un aspecto a veces afín al de los dipolares, la primordial diferencia es que los 2 conjuntos de transductores ahora se ubican en fase, con lo que ya no se genera ese nulo de ondas sonoras en el centro del bafle, el sonido es más localizado y no tiene el inconveniente de falta de graves que presentan los dipolares.

La construcción de estos altífonos en lo que se refiere a forma y predisposición de los drivers es tan semejante a los dipolares que muchas marcas de gama media-alta integran las dos formas de funcionamiento en un mismo altífono con una modificación del filtro, dejando que sea el usuario el que escoja el modo perfecto de funcionamiento que más se adapte a sus necesidades con un simple interruptor.

¿Entonces?, qué género de altífono es mejor. Puesto que como en todo en esta vida, depende. Depende por servirnos de un ejemplo del instante histórico y sobre todo de nuestros gustos. En los inicios del cine en casa los dipolares jugaron un factor esencial en tanto que asistían a recrear efectos y entornos sonoros con señales analógicas contenidas en pistas estéreo. Todavía recuerdo mi primer receptor Dolby Pro Logic y sus pequeños altífonos de efectos que prácticamente solo emitían una suerte de ecos y sonidos ambientales muy vagos y difusos.

Esto ha pasado a la historia y ahora tenemos pistas multicanal con formatos cinco.1 y siete.1 que no solo tienen sonidos ambientales poco definidos, o bien efectos apartados de disparos, explotes, etcétera sino cada vez con más frecuencia incorporan una parte esencial de la banda sonora primordial de la película (no charlemos ya de si lo que tenemos es un disco de música multicanal) e inclusive efectos que cobran una relevancia primordial en la trama (por servirnos de un ejemplo pisadas desplazándose por toda nuestra sala) y ciertos diálogos apartados.

Por si fuera poco, hay que tomar en consideración que los altífonos de efectos en ciertos casos y en dependencia del receptor A/V y del modo de audición escogido, asimismo se están comenzando a emplear en situaciones frontales superiores, a los dos lados de la pantalla para prosperar el posicionamiento del canal central y entregar la sensación de que las voces salen del centro de la pantalla.

Por motivos como éstos, a mi modo de ver, los altífonos dipolares no habrían de ser una alternativa a estimar en la mayor parte de situaciones familiares, debiendo decantarse por altífonos monopolares o bien como mucho bipolares.

El Futuro de las Smart Tv y consejos de compra

lg11

En los últimos meses, la Smart TV ha despegado merced a la llegada de cientos y cientos de aplicaciones (muchas multiplataforma), a los pactos con los diferentes distribuidores de contenidos y al esmero por la integración con otros dispositivos. Las primeras generaciones no ofrecen el desempeño aguardado, mas, nuevamente, es el software el que debe marcar diferencias y está claro que hay un extenso margen de mejora.

Estimemos que, equiparado con móviles o bien tablets, los televisores tienen una vida útil considerablemente más prolongada. Prácticamente absolutamente nadie cambia cada un par de años, conque los fabricantes deben respaldar a usuarios y desarrolladores con una política de actualizaciones que les deje sacar el máximo partido al hardware libre. Suministrar la mejor experiencia de usuario posible es la única forma de que Smart TV triunfe como plataforma de distribución de contenidos.

A nuestro enteder, el mercado tenderá a concentrarse en los próximos años. Una enorme coalición de fabricantes sobre un desarrollo basado en Android o bien la rumoreada irrupción de Apple con un TV basado en iOS podrían apresurar el cambio cara un ecosistema muy afín al del planeta ordenador o bien las plataformas móviles. Aparte de reducir costos y prosperar la interoperabilidad entre dispositivos, supondría un escenario ideal a fin de que los desarrolladores transformen el televisión en su mejor escaparate.

Consejos para adquirir

Uno. La conectividad es clave en un Smart TV; comprueba que tu T.V. dispone de Ethernet, WiFi y, cuando menos, 3 puertos HDMI.

dos. Para conseguir un desempeño inmejorable en Smart TV, es preciso que el hardware acompañe. Una ojeada a las especificaciones técnicas y preguntar análisis especializados nos pueden asistir a escoger mejor.

tres. Adquiere un modelo de nuevo; el salto de la plataforma en los últimos meses ha sido notable con respecto a lo que ya conocíamos y están más listos para el futuro.

cuatro. Escoge un Smart TV que, aparte de emplear aplicaciones, te deje navegar por Internet con libertad. Ciertos modelos, limitan el acceso a determinados contenidos.

cinco. Si acostumbras a usar programas de videoconferencia, deberías mirar un televisión con cámara integrada. La experiencia de charlar con familiares y amigos desde el sofá es fabulosa.

seis. El control por voz y ademanes es increíble mas, por el momento, poco práctico. No habría de ser un factor determinante.

siete. No todas y cada una de las marcas ofrecen lo mismo. Examina de manera cuidadosa cada plataforma, la política de actualizaciones del fabricante y el número y calidad de las aplicaciones libres.

ocho. Pruébalo. El consejo más esencial de la lista puede parecer obvio, mas no nos fatigamos de reiterar lo esencial que es probar el T.V. ya antes de adquirirlo. De ser posible, llévate un pendrive con tus contenidos y examina las posibilidades que te ofrece la Smart TV ensayando con las aplicaciones o bien navegando por la página web.

HDR en televisión

dolby-vision

Los primeros televisores pertrechados con la tecnología HDR ya están en el mercado. O están a puntito de «desembarcar». Samsung y Sony forman la punta de lanza en lo que concierne a esta innovación pues ya han confirmado que sus familias JS9 y JS8, de la compañía surcoreana, y Bravia X93C y X94C, de la nipona, están dispuestos para reproducir contenidos HDR. Sin embargo, en la última edición del CES LG y Panasonic asimismo enseñaron productos con esta tecnología, con lo que está claro que dentro de poco va a llegar de manera fuerte al mercado.

No es la primera vez, y seguramente tampoco va a ser la última, que los fabricantes nos plantean una innovación que entonces no cumple las esperanzas de los usuarios. HDR, sobre el papel, pinta realmente bien. Y lo hace pues esgrime razonamientos técnicos que nos dejan entrever la posibilidad de que verdaderamente mejore nuestra experiencia al reproducir contenidos que recurren a esta tecnología. Veamos por qué razón.

La finalidad de esta técnica no es otra que reproducir una gama de luminancia más extensa, o bien, lo que es exactamente lo mismo, producir más niveles de intensidad entre las zonas más claras y las más oscuras de las imágenes. De esta forma logrará retener más información, y, en consecuencia, nos va a ofrecer un mayor nivel de detalle. Los negros van a ser más profundos y los blancos más lumínicos. Por si fuera poco, el contraste global va a mejorar por el hecho de que esta tecnología es capaz de restablecer una escala de grises más extensa, y, por ende, habría de ser capaz de acrecentar el nivel de detalle en las zonas en sombra.

Como veis, estas mejoras tienen la suficiente entidad para que no merezcan ser menospreciadas, algo que puede acontecer si pensamos en el HDR aplicado a la T.V. precisamente de igual modo en que esta técnica se emplea en el planeta de la fotografía. El inconveniente es que solo las teles de gama alta van a ser, de momento, capaces de reproducir contenidos HDR debido a que deben tener necesariamente una gama de brillo considerablemente más extensa que la que nos ofrece un televisión led tradicional, tal como una tecnología de atenuación de la retroiluminación muy precisa. Evidentemente, lo comprobaremos tan pronto como una de estas teles caiga en nuestras manos y os vamos a contar qué nos semeja con todo detalle. Mas, de momento, no pinta nada mal.